Palmeras en los ojos

Alteraciones oculares benignas

 

gpv3a6-l-610x610-sunglasses-mint-pastel-cute-summer-sun-fun-palmtree-tree-palm-mirror-reflection-square-blonde-brunette-beach-se

¡Buenos días y feliz jueves a todos!

Muchos de vosotros nunca habréis oído hablar de las palmeras en los ojos, a algunos os sonará y otros quizá ya me habéis preguntado qué son las palmeras y cómo pueden curarse, ya que es un problema que afecta casi al 5% de la población en España. Hoy os hablaré de ello: el Pterigión, más comúnmente llamado palmera.

Comenzaré diciendo que el Pterigión o Terigión no es una enfermedad, sino un crecimiento anormal y benigno del tejido conjuntival; en apariencia es un pequeña membrana abultada que suele aparecer en la zona nasal y crece hacia la cornea. En la mayoría de los casos en España se mantiene bastante estable de tamaño sin afectar a la visón pero también puede avanzar el crecimiento hasta invadir la zona de visión y ocasionar la ceguera (como ocurre en el Tercer mundo).

El Pterigon es producido por los rayos UVA, por ello en zonas como en Almería es bastante frecuente, sobre todo en personas que han pasado mucho tiempo expuestos al sol.

Otra alteración ocular es la conocida como pinguécula, o lo que es lo mismo, un pequeño bulto o mancha amarillenta que aparece en la conjuntiva y que se puede apreciar a simple vista, pero que, a diferencia del pterigión, no afecta a la córnea.

Os dejo una imagen en la que podéis apreciar la diferencia entre ambas lesiones:

pterigion

Aunque tener “palmeras” no sea un problema grave sí que puede ocasionar síntomas muy molestos, como la sequedad ocular, ya que al estar un poco abultado hace que la película lagrimal se rompa y no se distribuya correctamente.

En los casos más severos donde el pterigón invade la zona de visión se practica cirugía, sin embargo en casos más leves no se aconseja, ya que es una intervención bastante molesta y su recidiva es aproximadamente un 40%.

Para ayudar con las molestias oculares debemos utilizar una limpieza específica y  lágrima artificial para hidratar y lubricar el ojo, esta es la mejor opción para aliviar las molestias.

Por último he de decir que como siempre el mejor remedio es ¡la prevención! Es muy importante el uso de gafas de sol homologadas para proteger nuestra mirada… ¡¡y además sientan de maravilla!!

¡Hasta el próximo post!