7 consejos para cuidar tus lentes de contacto.

Con frecuencia llegan a nuestros centros pacientes con problemas con sus lentes de contacto, aunque hay muchas razones por las que no ” puedas tolerar” tus lentes, una de las causas más comunes es el mantenimiento inadecuado.

Por eso, en este post, vamos a darte 7 consejos para que el mantenimiento de tus lentillas nunca sea un problema!!

  • Una de las cosas más importantes a la hora de utilizar lentes de contacto es la higiene, por ello cada vez que vayas a manipular tus lentes tienes que lavarte las manos y así evitar que éstas se contaminen. Además sécate las manos con materiales que no desprendan pelusas y evita el uso de cremas o productos que puedan soltar grasa y contaminar las lentes.lavar-las-manos
  • Es imprescindible utilizar los productos de mantenimiento adecuados para ti.Según tus necesidades, tu tipo de lentes y tu lagrima requerirás un tipo de mantenimiento u otro. Visítanos en cualquiera de nuestros centros y te recomendaremos aquellos que más se adapten a tus necesidades.
  • Debes aclarar las lentes de contacto antes de ponértelas y al quitártelas, incluso la primera vez que abras el paquete.Nunca debes aclarar las lentes de contacto con agua del grifo ya que ésta puede contener impurezas y bacterias que contaminen tus lentes de contacto.
  • Si necesitas un limpiador especifico para tus lentes de contacto, asegúrate de que sigues bien las indicaciones de cada producto. Frota la lente con cuidado y con la yema de los dedos.

1

  • Los portalentes pueden acumular un gran número de bacterias, por lo tanto no se debe dejar solución de mantenimiento en ellos si no contiene lentes de contacto. Además deben reemplazarse periódicamente, se recomienda al menos cada tres meses.2
  • Cambia el líquido de mantenimiento cada vez guardes tus lentillas. Asegúrate de que cubres bien las lentes. Cuando las lentes se deshidratan se estropean con más facilidad y resultan más incomodas.
  • No prolongues la vida media de tus lentillas.  Una lente mensual no dura 30 usos, sino 30 días desde que la sacas de su envase. Si cuidas bien de tu lentillas podrás usarlas pasada su fecha de reemplazo, sin embargo las lentes se degradan y deshidratan con el tiempo independientemente de las veces que las hayas usado. Reemplaza tus lentes de contacto según te aconseje tu óptico-optometrista.

 

Si tienes alguna duda sobre el mantenimiento de tus lentillas,  además de en cualquiera de nuestros centros Óptica Almería también puedes ponerte en contacto con nosotros con el email info@opticalmeria.com, Facebook e Instagram. no dudes en preguntarnos!

Esperamos que este post te haya servido de ayuda! Hasta la semana que viene!